El fin llegó

Al principio todo fue normal.
No hubo explosiones, ni altercados, ni sirenas. Sin embargo algo era diferente, se notaba en el ambiente, en la mansa calma que reinaba por las calles, en los rostros vacíos de la gente. Poco a poco, se fue apoderando de las mentes, la conciencia dormida se revelaba finalmente.
Y el fin llegó.
Sin trompetas ni clarines, sin dolores ni aspavientos, sólo un leve sollozo ahogado que reveló lo que todos intentaban silenciar: la vida no es más que tiempo y el tiempo es muerte.

2 comentarios

  1. Escribes cosas súper profundas con poquitas palabras.

    Tiene un mérito increíble,porque para quien no lo sepa,es súper difícil escribir algo con pocas palabras y cuidando de no meterse de lleno en el texto,para no acabar al final escribiendo una redacción enorme.

    Escribes muy bien,y estoy seguro de que algún día se te presentará la oportunidad de publicar algo.

    PD:. Aunque es mi primer comentario aquí,ya he entrado otras veces anteriormente (desde que te encontré por Ask y te seguí por twitter). Un besote,y sigue así ^^

    1. Muchas gracias por tu comentario, me alegra mucho que te guste lo que escribo.
      Espero que sigas pasándote por aquí y comentado.
      Besos 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: