Booktag: El sacrificio de libros

Hace un tiempo estuve buscando Booktags y este, sacado del blog Libros Infinitos, fue uno de los que más me llamaron la atención, pues normalmente comento mis libros favoritos y reseño aquellos que me han gustado, olvidando los que me decepcionan.

Consiste en sacrificar cuatro libros en cuatro situaciones hipotéticas distintas, algo que me ha resultado más difícil de lo que creía. Estos son mis cuatro sacrificios:

Escenario 1

El libro sobrevalorado o con promoción exagerada

Ha llegado el apocalipsis zombi. Estás en la librería comprando libros y aparecen los zombis, pero os dicen por megafonía que el ejército ha descubierto su debilidad y esta son los libros sobrevalorados. ¡Estamos salvados! ¿Qué libro, en tu opinión, totalmente sobrevalorado le lanzarías a los zombis para defenderte?

Crepúsculo, y con esto puede que me gane algún enemigo, pero me lo vendieron como una novela genial y adictiva con una nueva visión de los vampiros y, para mi gusto, me encontré con una novela romántica sosa y llena de personajes sin carisma ni evolución. Los vampiros brillantes me parecen el peor invento de la historia, la verdad.

Escenario 2

Una continuación de una saga

Acabas de salir de la peluquería después de haberte gastado una pasta, y empieza a llover como si estuviésemos en pleno diluvio universal. ¿Qué continuación de saga (sea segundo, tercero o el número de libro que sea) usarías como paraguas para proteger tu peinado?

Tras descubrir que se ha convertido en una saga, creo que diré Mi negro pasado. Se trata de la continuación de Como agua para chocolate, de Laura Esquivel, y aunque no está mal para pasar el rato, me pareció muy inferior a su novela inicial (podéis leer mi opinión aquí). Hay una segunda parte, El diario de Tita, que no he leído aún (no hay problema por no leerlos en orden, las historias son bastante independientes), pero parece estar un poco más a la altura de Como agua para chocolate.

Escenario 3

El clásico

Estás en clase de lengua y literatura y el profesor o la profesora no deja de elogiar ese clásico literario que ha cambiado el mundo, pero que tú sabes que es intragable, así que lo arriesgas todo y se lo lanzas a tu profesor a la cabeza. ¿Qué clásico sería ese?

Hace años hubiese dicho que cualquier poemario de Juan Ramón Jiménez, pero la universidad logró reconciliarme un poco con este autor (aun así, sigue costándome horrores coger alguna obra suya).

El Diario de a bordo de Cristóbal Colón también sería una buena elección, fue una de las lecturas de literatura hispanoamericana que más dura me resultó durante la carrera ya que es, literalmente, su diario de a bordo.

Escenario 4

Tu libro más odiado

Sacado de la película «El día de mañana»: estás encerrado en la biblioteca de tu ciudad y te dicen que la única forma de que sobrevivas al cataclismo que se acerca es que empieces a quemar libros para mantenerte caliente. ¿Cuál es tu libro menos favorito y el primero que echarías a la hoguera?

La mayoría de autobiografías de famosos cuyo único mérito es ser «mujer o marido de…» y/o estar siempre metidos en polémicas de la prensa rosa, los reality y los programas del corazón y que, además, pregonan como obra suya cuando en realidad están escritas por escritores fantasmas.


Y hasta aquí el book tag. He decidido que, a partir de ahora, no voy a nominar a ningún blog en los tag, ya que no quiero que nadie se sienta con la obligación de hacerlo, pero si estás leyendo esto y te apetece, no olvides dejarme en los comentarios tu página o la publicación (si no tienes página, pero igual te apetece, puedes responderlo directamente en los comentarios). Me encanta comparar mis respuestas con las de otros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: