Una rosa en cada tumba

Una rosa en cada tumba. Todos los días. Al principio puede parecer normal, de no ser porque cuando cerraba al anochecer no estaban y cuando abría por la mañana las encontraba ahí. Una rosa en cada nicho y frente a cada lápida. Había incluso en los panteones. Primero pensé que era cosa de los jóvenes […]

Paseando por sinuosas sendas

Paseando por sinuosas sendas, dejando atrás el miedo y el frío, hojas secas sobre verde hierba, flores rojas, sol tibio. Nada perturba el descanso de aquellos que yacen tras los nichos salvo la música del sueño bohemio y el trino dulce del pajarillo. Aquí el tiempo se detiene y todo es paz y sosiego íntimo. […]