Reseña: La ciudad de las bestias

La ciudad de las bestias es una novela de Isabel Allende, famosa autora latinoamericana de la que siempre he escuchado muy buenas críticas pero que, a pesar de tener varios de sus libros en mis estanterías, todavía no había leído nunca.
Álex, un joven de 15 años, todavía un niño, ve sacudidos los cimientos de su vida común, tranquila y segura cuando el cáncer obliga a su madre a, tras varios tratamientos fallidos, ingresar en un hospital de Texas y su padre decide mandarlos a él y a sus hermanas a vivir con sus abuelas para poder acompañar a su mujer. Pero mientras sus hermanas menores van con su abuela materna, a Álex le toca vivir con Kate.
Kate no es una abuela normal: no consiente a sus nietos, no da muestras de afecto de ninguna clase, no sabe cocinar y se dedica a viajar por el mundo y escribir artículos sobre sus aventuras.
A causa de eso, Álex se ve de pronto arrastrado de las comodidades de su tranquila ciudad californiana al corazón inhóspito del Amazonas como parte de una expedición del International Geographic que va tras los pasos de una misteriosa bestia de tres metros de altura, probablemente rodeado de indígenas hostiles y sin casi nada que le parezca comestible a su alcance. Tan solo tres cosas le proporcionan algo de consuelo: la flauta de su abuelo, que ha heredado de manos de Kate tras perder la suya; la presencia de Nadia, la hija del guía de la expedición; y la bellísima doctora Torres, que se une a ellos con el objetivo de vacunar a los indios para evitar su desaparición.
Sin embargo, a medida que avance en su travesía por las tierras fantásticas que se esconden en el corazón del Amazonas, se dará cuenta que las cosas no son como él las imaginaba y, junto con Nadia, aprenderá a expandir sus horizontes y pensar más con el corazón y menos con la cabeza.
Con un ritmo pausado, tranquilo, pero que te envuelve y te atrapa, Allende nos sumerge en un mundo fantástico donde la magia aún es posible, poblado de indios capaces de hacerse invisibles y desaparecer entre la bruma e imposibles seres prehistóricos que sobreviven al paso del tiempo y a la evolución en ese entorno a penas violado por la mano del hombre moderno. Mezclando fantasía y realismo, nos deja varios mensajes importantes a lo largo de la historia: el más relevante, la necesidad de proteger los tesoros naturales de nuestro planeta y a aquellos que los habitan de quienes solo ven en ellos una molestia y/o un medio para enriquecerse.
El lenguaje que emplea es sencillo y muy descriptivo, hasta el punto en que te sientes transportado a esos paisajes selváticos y misteriosos como si fueses caminando a través de ellos junto a Álex y Nadia. Los personajes, en general, también están muy bien definidos y puedes ver su evolución a medida que van superando las pruebas que el entorno dispone a su paso. Algunos giros bastante inesperados, además, ayudan a mantener la tensión que planea por encima de todo el relato hasta prácticamente las últimas páginas. Poco más puedo decir sin desvelar los puntos esenciales de la historia.
He disfrutado mucho leyendo esta novela, y ya tengo más libros de la autora en la lista de pendientes. He descubierto, además, que se trata del primer volumen de una trilogía (con razón el final me parecía un poco abierto), pero salvo por un par de flecos sueltos, tiene una buena conclusión. Puedes dejarlo aquí o ir a por el resto de libros. Yo, desde luego, los voy a buscar.


La Ciudad de las Bestias
Autora: Isabel Allende
Editorial: Círculo de Lectores
Año: 2002
Páginas: 313
ISBN: 84-226-9730-0

Consigue el libro aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: