Ausencias injustificadas

¡Hola a todos! ¿Qué tal?
Sí, no os preocupéis, sigo viva, a pesar de que hace medio año que apenas si respiro por aquí. Mis disculpas por tan larga e injustificada ausencia así como mi agradecimiento más profundo a todos aquellos (las gráficas no mienten) que a pesar de eso han seguido visitando este blog.
Mi vida este último año ha sido, cuanto menos, agitada. Como una montaña rusa laboral y sentimental, he tenido momentos muy bajos y picos alarmantes de ajetreo y estrés. Actualmente estoy trabajando mucho, muchísimo, incluso demasiado si tengo que hacer caso a lo que dice mi marido, aunque para mi pesar no en aquello en lo que realmente me gustaría trabajar. Pero no voy a aburriros con mi vida ni entrar en detalles, que creo que no es eso lo que buscáis los que venís aquí (¿o tal vez sí?).
Quiero deciros sin embargo que, a pesar de los bajones y el ajetreo, tampoco mis manos ni mi cabeza han estado ociosos. Tengo material, no sé si del bueno, pero material al menos, para unos meses de publicaciones y no tengo miedo a utilizarlo (perdonad si sueno un poco más eufórica de lo habitual, pero hoy he estado escribiendo en uno de mis proyectos por primera vez en meses y sigo con el subidón).
Así pues, lo dicho, muchas gracias por la paciencia y en las próximas semanas vais a tener nuevas publicaciones por aquí.
Saludos y nos leemos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: