Tres segundos

Es un día primaveral. La brisa recorre las calles, las voces de la gente que aprovecha el buen tiempo en las terrazas se mezclan en el aire con el sonido de los coches y el canto difuso de algún pájaro.

Avanzo por la calle con la brisa, sintiendo como juega con mi cabello, sonriéndome mientras me abro paso en ese mar de murmullos ininteligibles.

Unos ojos me atraen desde una terraza del callejón. Unos ojos que se sienten atraídos por los míos también. Una sonrisa. El silencio. Para él desaparecen los amigos que le hablan. Para mí desaparecen los edificios que me son tan cotidianos. Solos los dos, nos miramos, nos reconocemos, nos entendemos, nos entregamos al completo el uno al otro.

Tres segundos.

Una paloma alza el vuelo a mi paso. Regresa el sonido, los murmullos, las risas, la brisa entre los edificios viejos y marrones del callejón. El contacto se rompe y sigo mi camino sin interrumpir mis pasos.

Nadie se ha dado cuenta de nada. Solo nosotros dos. Dos completos desconocidos que se lo han dado todo con una mirada que jamás se repetirá.

Hay historias de amor que solo duran tres segundos.

6 comentarios

  1. Ai…, ¡qué bonito! Me gustan las frases finales que sueles poner. Es algo en lo que me fijo mucho y me gusta en especial tu forma de terminar tus relatos. Olé.

    1. Nunca me habían dicho esto ^^. Terminar es siempre lo que más me cuesta y peor se me da, me alegra que el resultó da te parezca bueno jeje.

      1. Hasta ahora, en los textos tuyos que he leído, me ha destacado la última frase. Es algo en lo que me fijo siempre porque la frase final la considero importante.

        1. También creo que es muy importante, por eso me cuesta tanto cerrar. Es bueno saber que mis esfuerzos tienen éxito jeje.

  2. Hola Nuria! He llegado a tu blog por casualidad gracias a la iniciativa «lista de blogs en wordpress». He estado leyendo tus textos y especialmente me ha gustado este. Yo también tengo un blog de textos y relatos al que te invito https://lachicadeoctubre.wordpress.com
    Espero que nos sigamos leyendo!
    Un saludo.

    1. ¡Hola! Gracias por pasarte.
      Me alegra que te guste, es un texto sencillito que me vino como un fogonazo una mañana paseando por la ciudad y tuve que ir repitiéndolo mentalmente como un mantra para que no se me olvidase hasta llegar a casa jeje.
      En seguida me paso por tu blog, gracias por la invitación.
      ¡Espero verte más por aquí!
      Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: