Reto de lectura de junio: un libro del que luego puedas ver la película

(No hay spoilers descarados, pero sí pequeños detalles)

Siguiendo con el reto lector, durante el mes de junio tocaba leer un libro que hubiese sido adaptado al cine, y mi elección ha sido Cuernos, de Joe Hill.

Cuernos, de Joe HillLlevaba muchísimo tiempo queriendo leer un libro de este autor, y este mes se me presentó la ocasión ideal: el libro fue adaptado al cine hace unos años (de hecho descubrí la peli antes que el libro) y además lo encontré a un precio más que asequible (4,50€), así que no me quedaban excusas.

Ig M. Perrish se despierta una mañana con la peor resaca de su vida y sin tener muy claro qué pasó la noche anterior ni cómo llegó a casa, solo tiene claro que hizo algo terrible. Sí sabe, en cambio, el motivo que le llevó a ese estado: hace casi un año que Merrin, su novia, fue encontrada violada y asesinada y todos le consideraron culpable a él, aunque no llegaron a condenarlo. Sin embargo, la resaca no es lo peor. Al verse en el espejo del baño descubre algo sorprendente y escalofriante: le están saliendo cuernos.

Pronto se da cuenta de que los cuernos son reales y le otorgan un diabólico, aunque muy útil, poder: todo aquel que los ve le confiesa sus más oscuros y terribles secretos y deseos y, con que Ig les anime tan solo un poco, puede hacer que los lleven a cabo. Aun sabiendo que no es un regalo divino, sino más bien todo lo contrario, Ig ve en ello la oportunidad que esperaba: descubrirá quién mató a Merrin y castigará al culpable.

Partiendo de una premisa curiosa y original, el autor realiza en el libro una verdadera tesis sobre la religión, el bien y el mal, y las posiciones que ocupan los hombres ante ellos. Muestra de una forma cruel e irreverente la oscuridad que incluso los hombres más «santos» pueden llevar en su interior y los pensamientos oscuros que pueden albergar hacia nosotros aquellos que menos imaginamos (como por ejemplo los propios padres de Ig).

La novela se inicia en medio de la historia, un año después de la muerte de Merrin, y va dando constantes saltos atrás, lo que, aunque en un principio puede parecer tedioso ya que hace un recorrido por toda la vida del protagonista y sus amigos, en el fondo es la esencia de la historia, ya que va dando forma a los personajes, haciéndonos cambiar constantemente la imagen que tenemos de ellos. Gracias a ello, aunque al principio puedan parecer simples, acabamos con unos personajes bastante completos.

Al contrario de lo que pudiera parecer, no se trata de una novela de terror, sino más bien de un thriller macabro y cargado de humor negro, lleno de escenas retorcidas que, al mismo tiempo, te hacen sacar una sonrisa o incluso una carcajada en los momentos de máxima tensión (ver al mismísimo diablo con su tridente y sus cuernos en top y minifalda es tronchante y, al mismo tiempo, perfecto).

Quizás la única pega que puedo ponerle al libro (aparte de que en la edición se les colaron bastantes fallos de corrección que han entorpecido un poco la lectura) es que el final es un poco predecible. El lector no tarda en darse cuenta de quién es el verdadero asesino y dan ganas de coger a Ig por los cuernos y sacudirlo para que salga de la inopia. Sin embargo, las escenas finales en las que Ig descubre la verdad y se enfrenta al asesino compensan con creces esta previsibilidad.

Para acabar, unas pequeñas anotaciones antes de pasar a la película (que, ya puestos, también he visto tras leer el libro):

A estas alturas, supongo que todo el mundo sabrá ya que Joe Hill es el hijo de Stephen King (de ahí mi deseo de leer algo suyo), pero sería un error garrafal tratar de comparar al hijo con el padre (de hecho, no usó el apellido de su padre a propósito para ganarse el éxito por sí mismo, y no por ser «hijo de»). Aunque se nota un poco su influencia (maneja un lenguaje que muchas veces roza lo burdo y vulgar, especialmente en los diálogos; no escatima en escenas rocambolescas; introduce las reflexiones de sus personajes en medio del relato…), tanto el estilo como las maneras son distintas. Sí comparten, sin embargo, el gusto por incluir elementos de la cultura popular (como el repaso a grandes artistas del rock que hace en el libro). También me ha parecido entrañable (por decirlo de algún modo) la inclusión de elementos que remiten descaradamente a su padre, como la mención a la novela Carrie o a Derry, la gran ciudad ficticia de King.

Y, ahora, la película (aquí sí puede haber spoilers). Posters de Cuernos

La historia, esencialmente, es la misma, pero cambiando pequeños detalles que en ocasiones tienen poca importancia y en otras no puedo entender. Acepto que, por motivos de tiempo, presupuesto y dificultad a la hora de crear los FX, hay que adaptar los libros, suprimiendo escenas, personajes y cambiando detalles. Por lo general, suelo ser bastante tolerante con esos cambios, aunque a veces hay algunos a los que no les encuentro sentido. Antes de entrar en ellos, una advertencia: si eres de los que disfrutan los libros igual aun sabiendo el final, mira primero la película. La disfrutarás mucho más.

Empezaremos por lo positivo: las interpretaciones de los actores (el protagonista es Daniel Radcliffe, actor que interpretó a Harry Potter, y que, aunque muchos lo hayan encasillado en ese papel, me ha gustado en sus otras películas, incluida esta, que es quizás su mejor actuación fuera de la saga HP) están muy bien hechas, y la fotografía y los efectos me han parecido espectaculares. Es una buena película (si no has leído el libro antes).

Ahora, los cambios importantes: la historia empieza poco después de la muerte de Merrin, no tras un año. No entiendo muy bien el porqué de este cambio, pero lo puedo aceptar. Lo que ya me resulta más difícil de aceptar es que la casa del árbol especial de Ig y Merrin sea una cabaña normal y corriente encima de un árbol, y no un lugar mágico que solo encuentran una vez, ya que tiene gran relación con la posterior aparición de los cuernos de Ig. En el libro, esto es lo que le da un poco de sentido a todo. En la película le aparecen sin más.

También el desarrollo de los personajes es mucho más plano, especialmente Lee, que no es más que un chico normal que se enamora de la novia de su mejor amigo. Su locura es instantánea, no progresiva desde la infancia. Lo mismo pasa con el hermano de Ig, al que le quitan su bondad y lo reducen un músico drogadicto egoísta, en vez de ser un hombre traumatizado por los remordimientos que no dice la verdad por miedo y para protegerse a él y a Ig, pero que al final se juega la vida por su hermano.

El final, sinceramente, me decepcionó. Repito, no es un mal final, si no has leído el libro, pero al no cumplir mis expectativas me resultó flojo y sin emoción (y no solo por no ver a Radcliffe en minifalda jeje). Es un final de manual, En el que Ig se enfrenta al asesino de Merrin e intenta que se entregue a la policía, pero este enloquece y al final Ig debe asumir a su demonio y acabar con él, muriendo después y reuniéndose con Merrin en lo que parece su cielo particular. Todo muy bonito. Pero prefiero al Ig demonio que asume su papel como rey de los infiernos con Merrin a su lado, la verdad.

¿Y vosotros? ¿Habéis visto la película o leído el libro? ¿Qué os parecieron? ¿Habéiss leído algún otro libro de Hill?


Cuernos

Autor: Joe Hill

Editorial: Suma de letras

Año: 2010

Páginas: 456

ISBN: 978-84-8365-190-2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: