Medio mundo clama de hambre

Oíd el rumor de las voces que pugnan,

que gritan y luchan por hacerse escuchar.

Sentid el movimiento de las mareas humanas

que claman y se alzan en busca de su libertad.

Escuchad y observad el murmullo violento;

el llanto ahogado en silencio;

el latido seco de los corazones casi muertos.

Y respondedme vosotros, ¿cuál es el honor

de la guerra y de la opresión?,

¿de la opulencia y el lujo

con que cubrís vuestra carne?

Medio mundo clama de hambre

mientras el otro medio brinda con su sangre.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: